¿Cuándo estoy ready para dedicarme full time a la fotografía?

Te doy la bienvenida a

Sharing Wednesday!

¡Hola! La serie de #SharingWednesday busca educar y crear un ambiente de participación y comunicación entre fotógrafos de distintos niveles de experiencia. Comparto el conocimiento y mis experiencias, con el fin de que me conozcan un poquito menos como la máquina que publica fotos en internet, y un poco más como la chica detrás de ella, sus retos y lo que la inspira en este camino día a día.

Se acerca el 2022, y con ello, las resoluciones de año nuevo, nuevas metas, y más importante: estrategias para lograrlas. Una de las preguntas que más recibo en mis mentorías, y en mis redes sociales, es: ¿cómo sé que estoy ready para irme full-time en mi negocio de fotografía?

Si tienes la misma pregunta, hoy te hablo sobre los distintos elementos que hay que considerar antes de dar este gran paso.

¿Cuándo me fui full-time?

Hablo mucho de mis inicios en la fotografía y de cómo hice mi transición a fotógrafa de bodas en mi primer blog de los Sharing Wednesdays. Algo que quiero dejar claro desde el principio, es que todos llegamos a la fotografía de manera distinta, y la trayectoria hacia el éxito no es lineal, sino imperfecta y llena de altas y bajas.

Ser fotógrafx a tiempo completo significa que el 100% del ingreso se obtiene de la fotografía y servicios relacionados. Muchas personas tienen un trabajo principal, y desean renunciar a el para poder dedicarle más tiempo a su negocio de fotografía. Quiero hacer el disclaimer de que nunca tuve un trabajo full-time antes de dedicarme a la fotografía, sino que interrumpí mis estudios graduados para dedicarme de lleno a las bodas. Salir de un empleo que mantiene a tu familia, significa dar un salto que tiene muchos potenciales beneficios para tu hogar, pero también muchos riesgos.

Hay que estar listx y hacer las cosas bien, pero de que se puede, ¡se puede!

Beneficios de dedicarse full-time a la fotografía

  • Tienes más tiempo para tu negocio, lo cual significa que lo puedes hacer mejor. Cuando toda tu energía creativa se vierte en tu negocio de fotografía, tienes más tiempo para educarte, para tener más y mejores atenciones con tu clientela, y para crear conexiones de valor con compañerxs de la industria.
  • Tienes más energías para invertirle a tu negocio: cuando no le das las sobras a tu negocio, puedes crear estrategias de mercadeo, editar tus proyectos sin cansancio y con tiempo, y tomar momentos para descansar y recuperar energías. Lo cual me lleva al próximo punto.
  • Tienes flexibilidad total en tu agenda de trabajo. Esto no significa que trabajarás menos. En cambio, probablemente trabajarás mucho, mucho más en tu negocio que en un trabajo convencional. Lo bueno es que podrás escoger cuando trabajarás y por cuánto tiempo. Habrán días y noches largas, y luego habrán días para descansar y tomar vacaciones.
  • Tienes mayor capacidad de ingresos. Aunque al principio poner todo el equipo y la oficina al día requerirá mucha inversión inicial; crear una buena estrategia de mercadeo, fijar precios óptimos, y la flexibilidad de tu agenda te permitirá mayores ingresos a los que naturalmente se encuentran en muchos empleos.
fotografia-bodas-puerto-rico

Desventajas de dedicarse a la fotografía a tiempo completo

  • Probablemente tendrás que invertir mucho dinero. Seguros, equipo, mercadeo, cursos de empresarismo... es importante no perder el foco y ser sabio con las inversiones, en especial en los comienzos del negocio, cuando lo importante es mantenerse a flote, y maximizar los ingresos de los primeros trabajos.
  • Ser tu propio jefe ≠ menos trabajo. Al contrario, significa que al principio serás recepcionista, agente de ventas, representante de servicio, fotógrafx, contable, y CEO. Buscar herramientas y optimizar procesos será clave.
  • Tienes responsabilidad total sobre lo que ocurra en tus negocios. Te tocará a veces resolver situaciones difíciles, enfrentar reclamaciones, y aclarar confusiones con clientes y compañerxs de trabajo.

Ok, ya sé que quiero ser fotógrafx full-time, ¿cómo sé si estoy ready?

  1. Tienes todo el equipo necesario, y backup de todo lo esencial para lograr ejecutar sin interrupciones.
  2. Tienes un mercado al cual ya has entrado, o como mínimo, tienes la estrategia concreta de cómo entrar a él.
  3. Tienes un website, redes sociales con buen contenido, y una estrategia de mercadeo digital.
  4. Tienes una carta de precios calculados apropiadamente para garantizar ganancia, y en base al ingreso anual que necesitas ganar.
  5. Tienes ahorros para aguantar el golpe inicial. Recomiendo cerca de tres a seis meses de gastos mínimos cubiertos.
  6. Tienes un workflow organizado que te permitirá recibir clientes, orientarles, y ejecutar el trabajo sin tropiezos o retrasos. Este workflow debe ser replicable cliente a cliente, para que todos tengan la misma excelente experiencia con tus servicios.
  7. Tu negocio, tu equipo y tu vida están asegurados. Un seguro de incapacidad cobran aún más importancia si todo tu ingreso depende de tu capacidad de ejecutar.
  8. Tienes una comunidad que te apoya, que te inspira, y a la cual puedes nutrir también.
  9. Estás listx para darlo todo por tu negocio. Estás ready para aprender y perfeccionar cada parte de tu negocio, hacer sacrificios, a veces dejar de compartir con seres queridos en fechas especiales, y apretar el cinturón económicamente hasta que el negocio comienza a volverse sustentable.
  10. Tienes la habilidad de adaptarte. A veces comenzamos con algunas expectativas sobre lo que será nuestro negocio, o a lo que nos dedicaremos. Pero, el mundo del emprendedor nos lleva por oportunidades y caminos únicos, en los cuales moldeamos nuestro carácter y aprendemos nuevas cosas en las que somos buenos. ¡Mantén tu mente abierta!

La Cami Escuelita

Recursos para Fotógrafxs

Muchas personas me preguntan si pienso hacer seminarios sobre tomar buenas fotos, o usar la iluminación, o aprender a manejar equipo. Y aunque todas esas cosas me encantan, y definitivamente son parte muy importante de mi negocio como fotógrafa de bodas, no es eso lo que pienso que necesito aportar.

Durante los pasados 13 años he visto como muchos negocios de fotografía, vídeo y arte, no han prosperado por la escasez de una base firme en las destrezas de negocios. Es ahí donde realmente considero que puedo ayudar, y es por tal razón que verás en la Cami Escuelita temas sobre mercadeo, ventas, y servicio al cliente.

Curso corto: Estrategias para calcular tus precios de manera que garantices ganancia.

Curso corto: Estrategias y herramientas para lograr un plan sólido de mercadeo en redes sociales e internet.

Curso corto: Maximiza tus ingresos con un blog optimizado para traer tráfico a tu contenido y negocio.

Masterclass de workflow: Todo lo que necesitas para organizarte y perfeccionar la experiencia de cada uno de tus clientes.

Comments

comments